Cómo obtener trabajo luego de un antecedente criminal o delictivo:
seis pasos críticos


Send to PrinterSend to Printer

Original Posted Date: 
September, 2003

Por Les Rosen, Esq.© 2003

Cómo obtener trabajo luego de un antecedente criminal o delictivo: seis pasos críticos para ex-ofensores tratando de regresar a la fuerza de trabajo

Introducción

Los empleadores están ahora más preocupados por saber si el solicitante tiene antecedentes penales. Más empleadores están haciendo investigaciones de antecedentes penales antes de contratar. Los empresarios han sido objeto de grandes veredictos en su contra por haber contratado negligentemente a personas con antecedentes criminales que han terminado ocasionando daños a otros. Este tipo de problemas podrían haberse evitado con una revisión de antecedentes penales.

Esto ocurre porque los empleadores tienen la obligación legal de actuar con diligencia debida en el proceso de contratación. Esta obligación puede ser violada si un empleador contrata a alguien que era peligroso o no estaba capacitado para el trabajo. La preocupación es que una persona con un pasado criminal puede ser propensa a volver a cometer un delito.

Por otro lado, la sociedad también tiene un gran interés en ayudar a las personas con un pasado delictivo a obtener y mantener un empleo. Es difícil para un Ex-Ofensor convertirse en un ciudadano que respete la ley y pague impuestos sin tener trabajo. A menos que la sociedad quiera seguir gastando impuestos en la construcción de más y más cárceles y prisiones, los Ex-Ofensores necesitan la oportunidad de reincorporarse a la fuerza de trabajo.

Para un Ex-Ofensor, la búsqueda de trabajo puede convertirse en una situación sin salida. Casi todas las solicitudes de empleo preguntan de alguna forma u otra si el aspirante tiene antecedentes penales. Si una persona miente se arriesga a ser despedida si los antecedentes penales son descubiertos por su empleador. Si una persona es honesta y admite mala conducta en el pasado, ésta corre el riesgo de no conseguir el trabajo.

No hay respuestas perfectas. Una persona con antecedentes penales va tener más dificultades para obtener empleo. Hay ciertos trabajos en los que el empleador puede negarle el trabajo a un Ex-Ofensor. Sin embargo, no es imposible obtener trabajo. Para una persona con antecedentes lo más importante es una correcta, así como obtener y mantener ese primer puesto de trabajo, para que con el tiempo, desarrolle una exitosa historia de trabajo que supere los problemas pasados.

Aquí hay seis medidas que una persona con un pasado criminal puede tomar:

1: Conozca sus derechos:


Una persona con antecedentes penales que está buscando empleo tiene que conocer sus derechos. Hay casos en que un solicitante puede legalmente y éticamente responder NO a una pregunta acerca de una ofensa anterior. Esto puede ocurrir en algunas de las siguientes situaciones:

• En muchos estados, no es obligatorio informar sobre detenciones que no resultaron en una convicción o que no están actualmente pendientes.
• Existen limitaciones en reportar adjudicaciones antes del juicio cuando la conducta no es considerada una ofensa criminal. Algunos estados tienen desviación antes del juicio o retraso de la entrada del fallo.
• Puede haber restricciones de ofensas menores de drogas. En California, por ejemplo, un empleador no puede preguntar acerca de un delito menor de posesión de marihuana para uso personal con más de dos años de antigüedad.
• Algunos estados tienen procedimientos para "borrar” judicialmente una ofensa criminal. Por ejemplo, en California, si el asunto es un delito menor, y la persona regresó a la corte y recibió un certificado de rehabilitación en virtud del Código Penal 1203.4, la ofensa no es denunciable.

También tenga en cuenta que la mayoría de las solicitudes de empleo también contienen información indicando que la convicción de un crimen no se traduce automáticamente en una negación de empleo. Descalificación automática puede ser una violación de las leyes de discriminación estatales y federales. Sin embargo, un empleador puede negarle el empleo si puede establecer una razón relacionada con la empresa para la negativa de contrato.

2: Consulte con un abogado para averiguar si usted reúne los requisitos necesarios para sellar su convicción, borrar o reducir legalmente al mínimo su convicción, y asegúrese de que entienda sus derechos.

Esto es fundamental. Pregunte a un abogado si los antecedentes criminales pueden ser borrados o dejados de lado, o si es el tipo de delito sobre el cual un empleador puede preguntar legalmente. Cada estado tiene diferentes normas, pero en todos los estados hay un mecanismo para regresar a los tribunales para tratar de sellar o eliminar ciertos delitos. Asegúrese de que haya explorado sus opciones. El abogado que lo representó, el Defensor Público o la Oficina de Libertad Condicional deberían estar en condiciones de ayudarlo.

3: Solicite ayuda profesional.

También hay organizaciones que ayudan a Ex-Ofensores. Algunas de estas organizaciones tienen relaciones con los empleadores que están dispuestos a darle una oportunidad a un Ex-Ofensor. Además, estas organizaciones pueden ayudar a una persona a preparar un currículo y practicar técnicas de entrevista que abordan el pasado delictivo en una forma honesta. Además, ayudan al aspirante a manejar la situación de la mejor manera, explicando la razón por la cual pueda realizar el trabajo y la razón por la cual el empleador debe contratarle. Varios programas de este tipo ayudarán a los Ex-Ofensores a desarrollar nuevas habilidades y nuevas técnicas para asegurar un empleo.

4: La honestidad es la mejor política

Al solicitar un trabajo, la honestidad es siempre la mejor política. Un asunto penal explicado honestamente durante una entrevista puede tener mucho menos impacto negativo que ocultarlo y ser descubierto más tarde por el empleador. Si un empleador descubre que un solicitante es deshonesto, la negación de un puesto de trabajo puede ser basado en la falta de honestidad, independientemente de la naturaleza del delito. Sin embargo, una persona que haya cometido un error y ahora esté motivado para hacer las cosas bien en un puesto de trabajo puede ser de gran interés para algunos empleadores.

5: Empiece a crear su currículum un paso a la vez, aun si no es el trabajo "perfecto".

Todos los empleadores saben que el mejor indicador del futuro desempeño del trabajo es el pasado desempeño del trabajo. Si una persona con antecedentes penales puede obtener cualquier empleo, mantener el empleo y hacerlo bien, el siguiente empleo se hace mucho más fácil. Es el enfoque de construir una pared – un ladrillo a la vez.

Es fundamental tratar de reconstruir su currículum encontrando cualquier tipo de empleo. En primer lugar, deberá buscar empleo con las personas que le conocen. Pregunte a todas las personas que tienen una buena impresión de usted si conocen a alguien que pueda estar dispuesta a contratarlo. Sí, mencione su convicción, pero ponga énfasis en sus puntos fuertes y lo mucho que aprendió de su pasado. Es más probable que alguien que lo conoce le da una oportunidad.

Si esto no funciona, considere la posibilidad de comenzar en trabajos muy básicos. Pocos meses de buen trabajo en una posición de nivel de entrada puede darle una buena referencia, para comenzar a levantar su carrera. Según el entrenador de carreras Marty Nemko, un trabajo de nivel de entrada puede ser una plataforma de lanzamiento y un pie en la puerta. Haga un buen trabajo, establezca relaciones con los supervisores, exprese su interés en trabajos de niveles más altos, y en poco tiempo, es posible que usted sea ascendido.

Si toma un trabajo de nivel de entrada con el fin de reconstruir su currículum, asegúrese de que sea un trabajo en el que las personas que pueden promoverlo puedan observar la calidad de su trabajo. Evite tomar un empleo fuera en una ubicación remota. Si le gusta trabajar para esta organización, haga preguntas y déjeles saber que usted está interesado en avanzar en la compañía.

Hay ciertas industrias que necesitan muchos trabajadores. Un puesto de trabajo en un restaurante de comida rápida, por ejemplo, puede no ser el trabajo que quiere, pero es un ejemplo de un trabajo que es muy disponible y permite que una persona reconstruya sus credenciales y muestre lo que puede hacer.

Finalmente, lo que ve un nuevo empleador es una persona con grandes recomendaciones y una excelente historia de trabajo. A medida de que la convicción penal se aleja, y la historia de trabajo se hace más fuerte, la persona que ha cometido un error en el pasado finalmente se da cuenta que los antecedentes penales son menos problemáticos.
No podemos poner el suficiente énfasis en que la mejor forma de obtener un buen trabajo en el futuro es conseguir cualquier trabajo que pueda encontrar en este momento, y desempeñarlo bien.

6: Piense en el futuro.

Éste es el consejo más difícil de seguir. Un Ex-Ofensor está ansioso por volver a trabajar y empezar a ganarse la vida. También puede estar ansiosos por retomar su vida pasada. Sin embargo, una persona con antecedentes penales tiene pocas posibilidades. Los trabajos que están disponibles pueden no ser los que usted desea. Usted puede estar calificado por algo mucho mejor. Puertas pueden cerrarse en su cara, y muy probablemente puede ser objeto de suposiciones injustas. El nivel de frustración se puede aumentar fácilmente con cada decepción encontrada.

Un Ex-Ofensor tiene que pensar en el futuro y tener fe y paciencia en que el asunto penal finalmente sea parte del pasado. Tan frustrante como sea, la regla básica sigue siendo válida - una persona tiene que reconstruir su currículum poco a poco. A medida que el tiempo pasa, el delito tiene menos importancia en la vida de una persona. Pero va a tomar tiempo.

Mírelo de esta manera - aunque se tarde cinco años para reconstruir su currículum y encontrar el trabajo que desea, los cinco años de todas maneras pasan. Cinco años más tarde, ¿qué preferiría tener - una nueva vida con un buen trabajo o seguir viviendo frustrado, ya que no pudo obtener lo que quería de inmediato?

Tres ejemplos:

Caso uno: Una maestra fue declarada culpable de un delito menor que la descalificó para dar clases. La persona había dedicado su vida a la enseñanza, y de pronto ya no era una opción. Estaba muy deprimida y enojada porque ya no podía hacer lo que le gustaba y sabía hacer. Con la finalidad de calificar para un programa de permiso de trabajo, obtuvo un trabajo con un amigo en una tienda. Resultó que tenía talento para el nuevo trabajo, y tuvo mucho éxito y sigue feliz con el trabajo. Encontró una carrera nueva y satisfactoria.

Caso dos: Un médico profesional cometió un delito que le descalificó de la práctica de su profesión. No podía imaginar no estar empleado en medicina. Éste había sido el aspecto más importante de su vida y que definía quien era. Le tomó un largo período de adaptación y estaba muy deprimido e infeliz. Pasó mucho tiempo molesto por lo injusto del hecho que no podía hacer lo que sabía hacer mejor. Por necesidad, encontró un trabajo en la construcción. Resultó que tenía talento para este empleo temporal. Le gustaron las horas de trabajar y la libertad que tenía. También se dio cuenta de que las presiones que había tenido fueron la raíz de la conducta criminal. Unos años más tarde, cuando él podía tratar de recuperar su licencia, decidió que gozaba más de su nueva vida, y no quería volver.

Caso tres: Una mujer joven se involucró con gente mala a una edad temprana. Ella fue condenada por delitos de drogas y pasó tiempo en la cárcel. Ahí obtuvo su GED (Diploma de Educación General). Una vez en libertad, obtuvo un trabajo en un lugar de comida rápida. No era el mejor trabajo, pero trabajó duro y ser convirtió en el mejor trabajador del local. Siempre llegó a tiempo, se preocupó por su trabajo, respetó sus compañeros de trabajo y supervisores, y mostró un gran interés en su éxito. Como los empleadores necesitan esa clase de trabajadores, fue promovida finalmente a un programa de entrenamiento de administración. Entonces ella pidió la asistencia de un programa que ayudaba a mujeres a obtener puestos de trabajo y fue capaz de encontrar un trabajo administrativo con buen sueldo en una empresa creciente. Llevó tiempo, pero ella lo hizo todo bien.

Estos estudios de casos tienen un elemento crítico en común. Estas personas no podrían haber estado más deprimidas y frustradas con su situación. Pero por ser pacientes, pensar en el futuro y creer que las cosas podían ir mejor, al final sus vidas se dirigieron a nuevas y mejores direcciones.


*NOTA: Este artículo se ofrece como un servicio público para los buscadores de empleo que deben superar la carga de un pasado asunto criminal para obtener un empleo. El autor, que es presidente de una empresa de selección de empleo, no está en condiciones de dar a las personas que buscan trabajo asesoramiento individual sobre la búsqueda de empleo o sobre cualquier cuestión jurídica.

Si tiene alguna pregunta acerca de su situación, le recomendamos que se ponga en contacto con un profesional entendido en el tema. Su colegio de abogados local puede darle los nombres de los abogados que podrían ayudarlo, y, en realidad, podría tener disponible un programa de visitas de introducción de bajo costo. Busque en las páginas amarillas de su localidad por Abogados para encontrar el número de teléfono del colegio de abogados local o el programa de remisión de abogados. Profesionales de colocación de empleo también pueden ayudarlo. Muchos estados y gobiernos locales también ofrecen programas de reingreso de puestos de trabajo y de entrenamiento para trabajos.

 



X

Sign In!

Loading