10. Mi Número de Seguro Social:
¿Qué tan seguro está?


Send to PrinterSend to Printer

Copyright © 1993 - 2012
Privacy Rights Clearinghouse
Posted June 1993
Revised May 2012

NOTA: lo sentimos pero no tenemos la capacidad de asistir a consumidores en español. Para obtener asistencia contacte a la Comisión Federal de Comercio al (877) FTC-HELP o en www.ftc.gov/index_es.shtml.

[Consulte nuestra lista de preguntas más frecuentes sobre los números de Seguro Social (en inglés).]

  1. Introducción
  2. ¿Por qué se utiliza frecuentemente mi Número de Seguro Social como un número de identificación?
  3. ¿Estoy obligado a proporcionar mi Número de Seguro Social a las agencias gubernamentales?
  4. ¿Debo proporcionar mi Número de Seguro Social a negocios privados?
  5. ¿Debería dar a conocer mi Número de Seguro Social por Internet?
  6. ¿Puede mi empleador utilizar mi Número de Seguro Social como un número de identificación de empleado?
  7. ¿Por qué se requiere proveer un Número de Seguro Social para realizar transacciones financieras?
  8. ¿Puede una escuela o un colegio comunitario usar mi Número de Seguro Social como un número de identificación? Debo proveer mi Número de Seguro Social a la escuela?
  9. ¿Puede un estado utilizar mi Número de Seguro Social como el número de mi licencia de conducir?
  10. ¿Cómo puedo proteger mi Número de Seguro Social?
  11. ¿Qué información contiene el Archivo Maestro de Defunción del Seguro Social y el Índex de Defunción del Seguro Social?
  12. Recursos adicionales

1. Introducción

Historial del uso del Número de Seguro Social (NSS). Cuando los números de Seguro Social fueron emitidos por primera vez en 1936, el gobierno federal le aseguró al público que su uso se limitaría a programas del Seguro Social, como calcular los beneficios de jubilación.

Hoy en día, sin embargo, los números de Seguro Social son el método de identificación de facto en Estados Unidos. Se usan frecuentemente para autenticar la identidad de individuos. Su uso como método para autentificar e identificar a personas hace que estos números sean altamente buscados por delincuentes como ladrones de identidad. Para obtener más información sobre este problema lea “Por qué los números de Seguro Social no son apropiados para autentificar”: www.privacyrights.org/ar/FTC-SSNworkshop-Speech.htm (en inglés).

Las agencias gubernamentales y los negocios del sector privado continúan utilizando los números de Seguro Social por motivos que no están relacionados al Seguro Social. Los utilizan, por ejemplo, para expedientes de empleados, archivos médicos, cuentas bancarias, crediticias y de seguros de salud, tarjetas de identificación universitarias y cuentas de servicios públicos, entre otras cosas.

Usted puede leer un historial interesante sobre los NSS en www.socialsecurity.gov/history/ssn/ssncards.html (en inglés).

Usted puede obtener su declaración de beneficios del Seguro Social en español y en línea al crear una cuenta segura en http://www.socialsecurity.gov/espanol/mideclaracion/.  Su declaración del Seguro Social provee la siguiente información:

  • Un listado de los ingresos acumulados durante su vida de acuerdo a su expediente del Seguro Social.
  • Los impuestos aproximados que usted ha pagado al Seguro Social y Medicare.
  • Los beneficios aproximados que usted o su familia podrían recibir.
  • Información general sobre el Seguro Social.

Usted puede optar por bloquear el acceso electrónico a su archivo del Seguro Social. Cuando usted hace esto, nadie, incluyendo usted mismo, podrá ver o cambiar su información personal en línea. Usted querrá posiblemente bloquear su propia información si:

  • Ha sido víctima de la violencia doméstica.
  • Ha sido víctima del robo de identidad.
  • Usted tiene alguna otra razón por la cual no quiere que su archivo esté disponible.

Además usted también puede elegir que su cuenta tenga un nivel mayor de seguridad. Con esta opción necesitará un teléfono celular y la capacidad de mandar o recibir mensajes de texto cada vez que desee acceder a su cuenta.

El revisar periódicamente su declaración del Seguro Social en línea podría ayudarlo a detectar si usted ha sido víctima del robo de identidad, si por ejemplo alguien como un inmigrante indocumentado utilizó su NSS para obtener empleo.

Si usted tiene más de 60 años, usted recibirá una declaración del Seguro Social por correo tradicional varios meses antes de que usted cumpla años.

El Número de Seguro Social y los archivos de las agencias locales y estatales. El gobierno federal, a través de la U.S. Government Accounting Office (GAO, por sus siglas en inglés), dio a conocer por primera vez en 2006 el potencial que existe del robo de identidad a través de números de Seguro Social que aparecen en archivos públicos: www.gao.gov/new.items/d06586t.pdf (en inglés; formato PDF). GAO, el brazo investigador del Congreso, calculó que el 85 por ciento de los condados más grandes y poblados generan archivos y expedientes que podrían incluir números de Seguro Social. Éstos aparecen en archivos públicos que están disponibles en línea o que se venden a mayoreo. La mayoría de las veces los números de Seguro Social aparecen con frecuencia en los archivos de las cortes y juzgados o en los registros de propiedad: www.gao.gov/new.items/d081009r.pdf (en inglés; formato PDF).

Las agencias generalmente no imponen restricciones en el uso y la reutilización de información que aparece en los expedientes públicos. Esto significa que los datos pueden intercambiar de manos muchas veces e incluso pueden ser subcontratados a proveedores extranjeros. Desde que se dio a conocer el informe de GAO, muchos estados han tomado medidas para limitar la presencia de los números de Seguro Social en los expedientes públicos. Estos esfuerzos tardíos, sin embargo, no hacen nada para recuperar los millones de números de Seguro Social que ya están disponibles en los archivos públicos. Algunas jurisdicciones están comenzando el proceso de alterar o borrar los números de Seguro Social de expedientes públicos viejos. Sin embargo, este puede ser un proceso costoso y que consume mucho tiempo.

El Número de Seguro Social y su uso por agencias federales. El informe de GAO de 2006 reveló que los números de Seguro Social aparecen en millones de tarjetas emitidas por agencias federales. Esto incluye 42 millones de tarjetas de Medicare, 8 millones de tarjetas de identificación y de seguros de salud del Departamento de Defensa y 7 millones de tarjetas de identificación del Departamento de Asuntos para Veteranos. Dada la conexión irrefutable entre el robo de identidad y el uso generalizado de los números de Seguro Social, el gobierno federal ha tomado medidas para evitar que esto continúe sucediendo.

El informe del Grupo Presidencial Contra el Robo de Identidad (President’s Identity Theft Task Force) de septiembre de 2008 (www.ftc.gov/os/2008/10/081021taskforcereport.pdf) (en inglés; formato PDF) reconoce que el sector público, dado su rol como recaudador y guardián de información sensitiva de los consumidores, debe tener un papel central en cualquier plan para abordar el tema del robo de identidad. El objetivo de su primera recomendación fue reducir la disponibilidad de datos sensibles eliminando el uso innecesario del número de Seguro Social en el sector público. El grupo hizo hincapié en que los números de Seguro Social son altamente valuados por los ladrones de identidad porque frecuentemente necesarios para abrir cuentas nuevas en el nombre de la víctima. De hecho, a veces es todo lo que los ladrones de identidad necesitan.

El grupo recomendó que la Federal Office of Management and Budget (OMB, por sus siglas en inglés) finalice un análisis del sondeo que realizó sobre el uso de los números de Seguro Social por las agencias federales. La OMB finalizó su análisis y emitió un memorándum titulado "Cómo protegerse de las filtraciones de información personal y qué hacer al respecto” (“Safeguarding Against and Responding to the Breach of Personally Identifiable Information”) (OMB Memorandum M-07-6) (May 22, 2007) (http://www.whitehouse.gov/sites/default/files/omb/memoranda/fy2007/m07-16.pdf) (en inglés; formato PDF) en inglés. El memorándum obliga a las agencias a analizar la forma en que usan los números de Seguro Social y, entre otras cosas, identificar aquellas instancias en donde la recaudación de dicha información o su uso son innecesarios.

Un informe titulado "La cultura de las Fuerzas Armadas de descuidar la información personal" concluyó que la presencia generalizada de los números de Seguro Social como identificadores expone innecesariamente a los miembros del ejército al robo de identidad. El título del informe en inglés es “The Military’s Cultural Disregard for Personal Information” y puede ser consultado aquí: http://smallwarsjournal.com/blog/2010/12/the-militarys-cultural-disrega/ (en inglés).

Los números de Seguro Social dejaron de ser incluidos en las tarjetas de identificación de las Fuerzas Armadas a partir del 1 de junio de 2011.Conforme las tarjetas viejas expiran son reemplazadas por tarjetas con un número de identificación del Departamento de Defensa (DoD, por sus siglas en inglés). Las tarjetas del DoD están compuestas por 10 dígitos que tienen una combinación única. Las tarjetas de los dependientes que reúnen los requisitos para obtener beneficios del DoD contienen 11 dígitos. Los primeros nueve dígitos son representativos del miembro de las Fuerzas Armadas, mientras que los últimos dos dígitos identifican a un miembro de la familia del beneficiario. Los números del Seguro Social que están integrados en el código de barras en la parte trasera de la tarjeta de identificación están siendo eliminados poco a poco. Para obtener más información consulte http://www.army.mil/-news/2011/04/04/54310-dod-to-drop-social-security-numbers-from-id-cards/ (en inglés).

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) implementó un plan para reducir el uso de números de Seguro Social titulado “La eliminación y reducción del Número de Seguro Social (“Social Security Number Elimination and Reduction” o SSN ER). Esto sucedió en respuesta a preocupaciones sobre la protección de los datos personales. Una auditoría realizada por la Treasury Inspector General for Tax Administration (TIGTA, por sus siglas en inglés) el 13 agosto de 2010 resaltó que no existe una fecha para comenzar a eliminar o reducir el uso de los números de Seguro Social en la correspondencia proveniente de la agencia. Asimismo, el plan carece de metas para medir el progreso. Para ver el informe consulte http://www.treasury.gov/tigta/auditreports/2010reports/201040098fr.pdf (en inglés; formato PDF).

Tanto el IRS como el Departamento de Justicia ahora limitan los números de Seguro Social que aparecen en los documentos que se utilizan para presentar un embargo hipotecario en un juzgado. Han habido varios intentos legislativos que hubieran obligado a la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos (Secretary of Health and Human Services o HHS, por sus siglas en inglés) a remover los números de Seguro Social de todas las tarjetas de identificación de Medicare.

La ley Social Security Number Protection Act of 2010 (S. 3789) (en inglés) fue promulgada en diciembre de 2010 pero entrará en vigencia a lo largo de tres años. La ley prohibirá a las agencias locales, estatales y federales de:

1)      Mostrar el número de cuenta del Seguro Social de cualquier individuo, o cualquier derivado de dicho número, en cheques emitidos como pagos por la agencia.

2)      Emplear o firmar un contrato con el fin de emplear a prisioneros que les permita tener acceso a los números de cuenta de Seguro Social de otros individuos.

La amenaza de filtración de datos. Su número de Seguro Social es frecuentemente utilizado en muchos archivos computarizados. Esto permite el acceso a información que usted posiblemente prefiere que permanezca  privada y facilita el entrelazamiento de bases de datos. Los expedientes de las compañías de servicios públicos son sólo un ejemplo de cómo se usa esta información. En años recientes las noticias sobre la filtración de datos que afectan a los números de Seguro Social se han convertido en una ocurrencia cotidiana. Para obtener más información consulte http://www.privacyrights.org/data-breach (en inglés).

La venta comercial de los números de Seguro Social. La venta de números de Seguro Social por corredores de información en Internet continúa siendo una práctica preocupante. En los últimos años la mayoría de los corredores de datos han dejado de vender números de Seguro Social. En los últimos años se han presentado varias puestas de ley en el Congreso de los Estados Unidos para prohibir la venta de números de Seguro Social. Hasta la fecha, ninguna de estas propuestas se ha convertido en ley.

Ladrones de identidad y los números de Seguro Social. Los ladrones de identidad usan los números de Seguro Social para asumir una identidad de otra persona y cometer fraude. Es relativamente fácil para alguien usar fraudulentamente un número de Seguro Social y obtener acceso a cuentas de banco, tarjetas de crédito, expedientes de servicios públicos y otras fuentes de información personal. Los ladrones de identidad también pueden establecer cuentas nuevas de banco y tarjetas de crédito a nombre suyo, o utilizar los números de Seguro Social para obtener empleo o servicios médicos.

Para obtener más información sobre el robo de identidad consulte las páginas informativas http://www.privacyrights.org/spanish/pi17g.htm y www.privacyrights.org/identity.htm (en inglés).

Por lo tanto, es prudente limitar el acceso a su número de Seguro Social cuando sea posible. Las fuentes de donde podrían provenir los números de Seguro Social son muchas y además son accesibles. Sin embargo, usted puede tomar medidas para evitar que la información llegue a manos de posibles ladrones.

2. ¿Por qué se utiliza frecuentemente mi Número de Seguro Social como un número de identificación?

La mayoría de los comercios y las dependencias gubernamentales han reemplazado sus sistemas de archivo de papeles por sistemas de almacenamiento computarizado. Debido a que más de una persona puede tener el mismo nombre, es necesario que cada archivo cuente con un número que sea único para así poder obtener la información deseada. Muchos negocios y agencias gubernamentales consideran que los NSS son ideales para esto.

Sin embargo, el aumento de casos de robo de identidad y los usos ilegales de los NSS muestran que es peligroso pensar así. Las recientes brechas de seguridad de bases de datos que contienen números de Seguro Social muestran que estos sistemas no están protegidos adecuadamente contra la filtración de datos accidental o intencional.

A partir de 2003, las leyes de California requieren que las compañías y organizaciones que mantienen información personal como números de Seguro Social en sus archivos electrónicos deben notificar a cualquier residente de California cuya información haya sido revelada durante una filtración de información. Para conocer más vea www.privacyrights.org/data-breach (en inglés).

Para obtener más información sobre la ley de California mencionado anteriormente, consulte la California Office of Information Security and Privacy Protection http://www.privacy.ca.gov/business/recom_breach_prac.pdf (en inglés) (CA Civil Code section 1798.29 y secciones 1798.82-1798.84).

Hoy en día la mayoría de los estados han promulgado leyes similares. El Congreso está considerando leyes a nivel federal para hacer que la notificación a individuos sea obligatoria. Para obtener más información sobre las leyes estatales consulte http://www.perkinscoie.com/statebreachchart/chart.pdf (en inglés).

3. ¿Estoy obligado a proveer mi Número de Seguro Social a las agencias gubernamentales?

Depende de la agencia. Algunas dependencias gubernamentales, incluyendo las autoridades fiscales, las oficinas de asistencia pública y los departamentos de motores y vehículos estatales, pueden requerir su Número de Seguro Social tal y como lo establecen las leyes federales (42 del Código estadounidense 405(c)(2)(C)(v) e (i)). Otras podrían solicitarle el Número de Seguro Social de tal modo que aparenta que usted está obligado a proveerlo.

La Ley de la Privacidad de 1974 (Privacy Act of 1974) requiere que todas las dependencias gubernamentales­ federales, estatales y locales ­ que soliciten números de Seguro Social incluyan un aviso en sus formularios sobre su uso posterior. El aviso debe indicar si usted está obligado a proveerlo o si es opcional; cómo será utilizado, y qué ley o autoridad establece que usted debe proporcionarlo (5 USC, 552a note). Las dependencias U.S. Office of Management and Budget (administración y presupuestos), Office of Information and Regulatory Affairs (información y asuntos regulatorios [OIRA, por sus siglas en inglés]) proveen asesoría y monitoreo de la Ley de la Privacidad de 1974. Conozca más sobre esta ley en http://www.usdoj.gov/opcl/privstat.htm (en inglés).

La Ley de la Privacidad establece que no se le puede negar un beneficio gubernamental si usted se rehúsa a proveer su Número de Seguro Social, excepto cuando esta información sea requerida por leyes federales o cuando se trate de una agencia que ha utilizado su Número de Seguro Social antes de enero de 1975, cuando la ley entró en vigor. También existen otras excepciones. Para obtener más información vea la sección del Code of Federal Regulations: http://edocket.access.gpo.gov/cfr_2008/julqtr/28cfr16.53.htm (en inglés).

Si una agencia gubernamental solicita su Número de Seguro Social y el formulario no incluye un aviso sobre el uso de esta información, quéjese y mencione la Ley de la Privacidad de 1974. Usted también puede contar a sus representantes en el Congreso y quejarse. Desafortunadamente aparentemente no existe ningún tipo de infracción o castigo para las dependencias gubernamentales que no provean un aviso sobre el uso de los números del Seguro Social.

Un programa federal llamado Federal Parent Locator Service, y su subdivisión, el National Directory of New Hires, utiliza bases de datos computarizadas para proveer direcciones y números de Seguro Social a agencias locales y estatales. Esto con el fin de ayudar a localizar a padres que buscan evadir órdenes de manutención infantil o para resolver casos de secuestro por parte de padres y casos de custodia de menores. Usted no tiene la opción de otorgar su consentimiento. Aunque esto es algo positivo, dichas bases de datos representan un potencial para el abuso.

4. ¿Debo proporcionar mi Número de Seguro Social a negocios privados?

Por lo general usted no está obligado legalmente a proveer su Número de Seguro Social a la mayoría de los negocios, incluyendo gran parte de los proveedores de servicios de salud, al menos de que cumplan con una de las excepciones a continuación. Sin embargo, algunas compañías podrían rehusarse a hacer negocio con usted si usted no provee su Número de Seguro Social. Pero incluso aunque usted no está obligado legalmente a dar su número de Seguro Social, el negocio por lo general no está obligado a proveer un servicio si usted se rehúsa a proveerlo. En otras palabras, usted está siendo obligado a proveer su número de Seguro Social.

En la mayoría de los estados, no existe una ley que impida que los negocios soliciten su número de Seguro Social, y existen pocas restricciones en cuanto a lo que los negocios pueden hacer con dicha información. Cinco estados (Alaska, Kansas, Maine, Nuevo México y Rhode Island) limitan las instancias en donde una compañía puede solicitar su Número de Seguro Social o prohibir la negación de bienes y servicios a un individuo que se niega a dar su NSS. Para obtener más información sobre las leyes estatales consulte Consumers Union http://www.consumersunion.org/pub/core_financial_services/004801.html (en inglés).

Si un negocio insiste en que usted provea su Número de Seguro Social y usted considera que no existe una razón para hacerlo, solicite hablar con el gerente que tenga la autoridad de hacer excepciones o que pudiera conocer las políticas de la empresa. Si la compañía no le permite usar otro tipo de identificación, como su licencia de conducir, tal vez sea necesario que usted busque hacer negocio con otra empresa.

Los números de Seguro Social y las leyes federales. Las leyes federales requieren que los negocios privados obtengan su Número de Seguro Social cuando: (1) usted está involucrado en una transacción en donde el IRS requiere ser notificado; o (2) usted está involucrado en una transacción financiera sujeta a las reglas federales del Customer Identification Program. Vea por qué las transacciones financieras requieren de un Número de Seguro Social (en inglés).

Compañías de seguros. Los programas de salud del gobierno, MediCal y Medicare, pueden requerir un Número de Seguro Social. La mayoría de las compañías de seguro que proveen pólizas de seguros individuales no pueden requerir un NSS. Sin embargo, podrían negarse a venderle una póliza si usted no lo provee.

Una ley llamada Mandatory Insurer Reporting Law (Section 111 of Public Law 110-173) requiere que las compañías de seguros de salud de grupo reporten los NSS para que Medicare pueda coordinar los pagos con otros beneficios de la cobertura de seguro. A un suscriptor de un plan de seguro de salud de grupo (o un cónyuge o familiar del beneficiario), se le podría solicitar un NSS para cumplir con los requisitos de esta ley si la información aún no se encuentra en el expediente de su seguro.

Sin embargo, la sección 111 no especifica que se debe recaudar o reportar todos los NSS a Medicare. Medicare requiere que las compañías de seguro reporten solamente los números de identificación de Medicare de los beneficiarios, y que tomen las medidas necesarias para informar sobre todos los beneficiarios de Medicare que tienen esta cobertura.

Asimismo, es posible que a usted se le pida información relacionada a los números de Seguro Social si recibe reembolsos por servicios de salud a través de seguros sin culpa, workers compensation o si se beneficia de un acuerdo, juicio o adjudicación de un seguro de responsabilidad civil (incluyendo seguro personal), seguro sin culpa o workers compensation.

Para obtener más información sobre esta ley consulte www.cms.gov/MandatoryInsRep/ (en inglés)

Solicitudes de crédito. Las solicitudes de crédito generalmente requieren un NSS. El número es usado primordialmente para verificar su identidad en situaciones donde usted tiene el mismo nombre o un nombre similar a otras personas. La mayoría de los prestamistas de crédito insisten en conocer su NSS. Pero en casos raros, usted podría encontrar un proveedor de crédito que le otorgue crédito sin conocer su NSS, especialmente si usted es persistente y puede proveer otras formas de identificación.

Las agencias de crédito. Si usted está lidiando con una agencia de crédito como Experian, Equifax, o TransUnion, generalmente tendrá que proveer su NSS. Estas compañías dicen que así es como identificarán su expediente de entre los miles de millones de expedientes que tienen. Estas agencias ya tienen su NSS. Cuando usted ordene su reporte anual de crédito gratuito de alguna de estas agencias, usted podrá solicitar que se excluya su NSS del documento que usted reciba por correo tradicional.

Solicitudes de crédito pre aprobadas. Desafortunadamente, usted tiene que proveer su NSS por teléfono para poner un alto a las ofertas de crédito pre aprobadas que recibe por correo. Esto se convierte en un problema cuando usted llama a la línea telefónica para excluirse de la lista de ofertas: (888) 5 OPT-OUT o (888) 567-8688. Esta es una línea telefónica que comparten las tres agencias de crédito, cuyas listas de correo se utilizan para generar estas ofertas de tarjetas de crédito. En lugar de llamar por teléfono, usted también puede utilizar el formulario disponible en su página de Internet: www.optoutprescreen.com (en inglés). Aunque este método no requiere que usted provea su NSS, las agencias de crédito dicen que esto ayudará a que su solicitud sea aceptada.

Leyes estatales. En California, las leyes estatales restringen cómo algunos negocios muestran los números de Seguro Social de sus clientes. Sin embargo, no les impide recaudar NSS, y esta ley no afecta a las agencias de gobierno. La ley California Civil Code §1798.85 prohíbe, por ejemplo, que las compañías de seguro impriman el NSS en las tarjetas de identificación que se portan en la billetera. Asimismo, los clientes de bancos y de las compañías de inversiones no están obligadas a transmitir los NSS a través del Internet cuando realizan negocios en línea al menos que el número esté codificado. Con algunas excepciones, los NSS no pueden ser impresos en documentos que se mandan por correo.

Otras legislaturas estatales, así como el Congreso de la nación, han considerado leyes similares desde que California pasó su histórica ley. La legislatura de Nueva York pasó una ley similar en 2007 que fue implementada en enero de 2008. La ley lleva el nombre de New York Social Security Number Protection Law. Para leer una descripción de la ley consulte: www.jonesday.com/pubs/pubs_detail.aspx?pubID=S3778 (en inglés).

Los legisladores de Nueva York, a través de enmiendas a las leyes laborales del estado, restringieron aún más el uso de los NSS por parte de negocios privados así como el uso de la "información personal de identificación” de sus empleados. Esto último abarca no solamente los NSS pero, entre otras cosas, la dirección del empleado y su número telefónico, su correo electrónico personal, datos sobre el acceso a Internet y los nombres de los padres del empleado. A partir de enero de 2010, tanto las oficinas del gobierno del estado de Nueva York así como las agencias de municipios y condados, están obligadas a seguir los mismos estándares de privacidad que los negocios privados.

Otras leyes estatales prohíben (1) publicar o mostrar el NSS de un individuo o (2) imprimir el NSS en una tarjeta requerida para tener acceso a productos y servicios individuales que sean proveídos por una persona o entidad (por ejemplo, una tarjeta de identificación de estudiante o empleado). Se puede consultar una lista de estas leyes en http://www.ftc.gov/bcp/edu/microsites/idtheft/law-enforcement/state-laws-social-security.html (en inglés).

Para obtener información sobre la legislación relacionada a los NSS en otros estados consulte la página web de la National Conference of State Legislatures: www.ncsl.org (en inglés). Haga una búsqueda en este sitio por el término “social security number legislation” (legislación del Número de Seguro Social) para obtener los resultados por estado.

5. ¿Debería dar a conocer mi Número de Seguro Social por Internet?

Es posible que cuando usted haga una búsqueda en Internet se encuentre con sitios que requieran su NSS cuando, por ejemplo, usted solicita crédito en línea o necesita una cotización de seguro. Le aconsejamos que tome las precauciones necesarias para determinar si la información es transmitida y almacenada de una manera segura por la empresa. Asegúrese de tener instalado en su computadora un firewall, un software antivirus actualizado y un programa que detecte software espía.

Realice transacciones sólo con compañías conocidas y de buena reputación. Busque el símbolo del candado completo en la parte inferior de la página que indica que la conexión es segura. Haga clic en el candado para determinar si el certificado de seguridad está actualizado.

Lea la política de confidencialidad de la empresa para conocer cómo está protegida su información. Si es necesario, llame a la compañía y hable con alguien que tenga conocimientos sobre los procedimientos de seguridad. No realice transacciones con la empresa si la compañía no aparenta proteger la información de sus clientes de forma adecuada. Para obtener más consejos con respecto a las compras a través del Internet vea la Página Informativa #23 del PRC, http://www.privacyrights.org/spanish/pi23.htm.

Esté alerta con respecto a mensajes electrónicos no solicitados que requieran su Número de Seguro Social y otra información personal. Muchas personas reciben correos electrónicos que aparentan ser de una dependencia gubernamental como el Internal Revenue Service, o de un banco, Amazon, eBay o PayPal. Estos mensajes, por lo general, aseguran que la agencia está actualizando sus archivos y que necesita información personal, como el Número de Seguro Social, número de cuenta, contraseña o apellido materno de su madre, entre otras cosas. El mensaje contiene un enlace que refiere a los usuarios a una página de Internet que aparenta ser oficial.

¡No responda a estos mensajes! Se trata de una estafa llamada “phishing”. Aunque aparentan ser fidedignos, estos mensajes y / o sitios de Internet son una trampa para obtener su información personal. Ninguna compañía de buena reputación o dependencia gubernamental solicitaría información personal a través de correos electrónicos. Para obtener más información visite el siguiente sitio: www.lookstoogoodtobetrue.gov (en inglés).

6. ¿Puede mi empleador utilizar mi Número de Seguro Social como un número de identificación de empleado?

Sí, en la mayoría de los estados. Sin embargo, la Administración del Seguro Social (Social Security Administration) no aconseja que los empleadores utilicen estos números en documentos que otras personas puedan ver, como gafetes, permisos de estacionamiento o en listas públicas de empleados. No obstante, los empleadores necesitan el Número de Seguro Social de cada empleado para declarar los ingresos e impuestos sobre sueldos.

En California y Nueva York, como se explicó anteriormente, los empleadores no pueden dar a conocer los NSS en ciertas situaciones. Para obtener más información visite el siguiente sitio sobre las leyes de California y los NSS, y sobre las prácticas recomendadas para el cumplimiento de la ley: http://www.privacy.ca.gov/consumers/ssn_rec.pdf (en inglés; formato PDF). Para una descripción de la ley de Nueva York consulte: www.jonesday.com/pubs/pubs_detail.aspx?pubID=S3778 (en inglés).

7. ¿Por qué se requiere proveer un Número de Seguro Social para realizar transacciones financieras?

En 1961, el Internal Revenue Service (IRS) comenzó a utilizar los números de Seguro Social para identificar a los contribuyentes. Desde entonces estos números aparecen en todo documento relacionado con el IRS. Esto incluye la mayoría de trámites bancarios, de bolsa, propiedad, compra de automóviles con un valor de más de $10,000, muchos documentos de seguro y otras transacciones financieras, así como documentos de empleo.

Las instituciones financieras están obligadas por las leyes federales a participar en programas de identificación de clientes, conocidas como CIPs. Los bancos deben conservar expedientes con información personal y comparar los nombres de los clientes contra las listas de terroristas. Esto incluye cualquier persona que abra una cuenta nueva.

La ley antiterrorista Uniting and Strengthening America by Providing Appropriate Tools Required to Intercept and Obstruct Terrorism Act, (USA PATRIOT Act), Pub.L. 107-56, incluye medidas para contrarrestar el financiamiento de terroristas y combatir el lavado de dinero. Los programas identificación de clientes o CIPs para las instituciones financieras son obligatorias bajo §326 del PATRIOT Act. Los detalles regulatorios de la ley son publicados por múltiples dependencias federales. Para obtener más información sobre CIPs, consulte la Página Informativa 31: www.privacyrights.org/fs/fs31-CIP.htm (en inglés).

Debido a que su Número de Seguro Social debe ser incluido en todos estos documentos, es importante limitar su uso cuando sea posible.

8. ¿Puede una escuela o un colegio comunitario usar mi Número de Seguro Social como un número de identificación? ¿Debo proveer mi Número de Seguro Social a la escuela?

Las escuelas públicas y aquellas que reciben fondos federales deben cumplir con la Ley de Privacidad y los Derechos Educacionales de la Familia (Family Educational Rights and Privacy Act o FERPA, también conocido como el "Buckley Amendment," promulgado en 1974, 20 USC 1232g) para continuar recibiendo fondos.

Una de las disposiciones de la FERPA requiere autorización escrita para revelar “archivos educativos” o información personal identificable, con algunas excepciones. Las cortes han declarado que los números de Seguro Social caen dentro de esta disposición.

La ley FERPA puede ser consultada en Internet aquí: http://cpsr.org/prevsite/cpsr/privacy/ssn/ferpa.buckley.html/ (en inglés). El sitio web del Departamento de Educación de Estados Unidos contiene información con respecto a la FERPA: http://www2.ed.gov/policy/gen/guid/fpco/ferpa/students.html (en inglés).

La ley FERPA se aplica a universidades públicas y a escuelas técnicas que reciben fondos federales. Es posible concluir que si una de estas instituciones utiliza los números de Seguro Social en sus tarjetas de identificación, o si distribuye las listas de clases o de calificaciones, entonces estaría en violación de la FERPA. Muchas escuelas y universidades, sin embargo, no interpretan la ley de esta manera y continúan utilizando los números de Seguro Social como identificación estudiantil. Para usar un número alterno, usted tendría que mantener una postura persistente, además de hacer referencia a esta ley.

Las universidades pueden obtener los números de Seguro Social de los estudiantes que tienen trabajos universitarios y / o que reciben ayuda financiera federal.

Las escuelas y universidades públicas que solicitan su Número de Seguro Social caen dentro de otra ley, la Ley de la Privacidad de 1974. Esta ley dicta que dichas escuelas deben de proporcionar una aviso informativo a los estudiantes sobre cómo será utilizado su Número de Seguro Social. Si le piden su Número de Seguro Social, asegúrese primero de leer dicho aviso. Si le proporcionan un aviso, es posible que sea necesario presentar una queja y hacer referencia a la Ley de Privacidad de 1974.

En cuanto a las instituciones privadas de educación, su único recurso es persuadir a la administración a cambiar su política, o a que por lo menos le permita utilizar un número alterno de identificación estudiantil.

En julio de 2010, el Inspector General de la Administración del Seguro Social emitió un informe de una auditoría en donde examinó la forma en que las escuelas obtenían y utilizaban los NSS de los estudiantes, desde el kinder hasta el doceavo año. Los auditores analizaron varias leyes estatales y federales en relación a la obtención y uso de los NSS e identificó los riesgos asociados con el uso generalizado de los mismos, ya sea como números de identificación estudiantil o como un asunto de conveniencia para las escuelas.

El informe reconoce que la Administración del Seguro Social no puede prohibir que los estados o las escuelas obtengan y utilicen los NSS. De cualquier forma, los auditores recomendaron que se realizara un esfuerzo coordinado para informar a las escuelas sobre los riesgos asociados con los NSS, la obtención y almacenamiento innecesaria de los NSS y la implementación de medidas estrictas para proteger los NSS cuando sean obtenidos. Para leer el informe completo consulte http://oig.ssa.gov/kindergarten-through-12th-grade-schools-collection-an... (en inglés).

Muchos colegios comunitarios y universidades están buscando maneras de eliminar los NSS como método principal de identificación de estudiantes así como personal docente y administrativo. Para obtener más información sobre estos planes consulte http://www.educause.edu/library/resources/planning-elimination-social-security-numbers-primary-identifiers (en inglés).

El grupo especial California College and University Social Security Task Force publicó en julio de 2010 un informe sobre el uso de los NSS en los colegios comunitarios y universidades de California. Para leer el informe visite http://www.educause.edu/library/resources/planning-elimination-social-security-numbers-primary-identifiers (en inglés, formato PDF).

Asimismo, algunas universidades han comenzado de forma voluntaria a utilizar números alternos a los NSS en las identificaciones de los estudiantes. Para obtener más información sobre asuntos relacionados a la educación y privacidad, consulte la siguiente Página Informativa: http://www.privacyrights.org/spanish/pi29.htm.

9. ¿Puede un estado utilizar mi Número de Seguro Social como el número de mi licencia de conducir?

Ya no. La ley Intelligence Reform and Terrorism Prevention Act of 2004 prohíbe que los estados muestren los NSS en las licencias de conducir, tarjetas de identificación del estado o registros de vehículos. La ley entró en vigencia el 17 de diciembre de 2005 y aplica a todas las licencias, registros y tarjetas de identificación emitidas después de esa fecha. Si su licencia aún contiene su Número de Seguro Social, usted puede solicitar que se cambie. No tiene que esperar hasta que la tarjeta expire para obtener un número diferente, aunque es posible que tenga que pagar una tarifa para cubrir el costo de la emisión de la nueva tarjeta.

Hay más información disponible sobre la ley Intelligence Reform and Terrorism Prevention Act of 2004 en los siguientes enlaces:

Administración del Seguro Social: www.ssa.gov/legislation/legis_bulletin_010705.html (en inglés).

Congressional Research Service: www.fas.org/irp/crs/RL32722.pdf (en inglés; formato PDF).

10. ¿Cómo puedo proteger mi Número de Seguro Social?

Acostúmbrese a no dar su Número de Seguro Social a menos que usted esté convencido que es necesario proveerlo o que le convenga. Insista en una explicación sobre por qué es necesario proveerlo.

Nunca imprima su Número de Seguro Social en sus cheques, tarjetas de negocio, etiquetas con su dirección u otra información que lo identifique.

No cargue en su billetera su tarjeta del Seguro Social excepto cuando sea necesario, como en el primer día de un empleo. De ser posible, no lleve consigo artículos en su billetera que contengan su Número de Seguro Social como tarjetas de seguro, excepto cuando sean necesarios para recibir servicios de salud. Su billetera podría ser robada o extraviada lo cual podría exponerlo al uso fraudulento de los NSS.

Una ley de California restringe la forma en que las compañías muestran y transmiten los NSS. Para leer una guía sobre las prácticas recomendadas de los NSS consulte la California Office of Privacy Protection: http://www.privacy.ca.gov/consumers/ssn_rec.pdf (en inglés; formato PDF). Si usted siente que siempre debe portar consigo mismo una tarjeta de seguro que incluye su Número de Seguro Social o la tarjeta de Medicare, haga una fotocopia de la tarjeta original y corte el papel a la medida de su billetera. Después oscurezca o remueva los últimos cuatro dígitos del NSS que aparece en la copia. Después solamente lleve consigo mismo una copia en lugar del documento original.

Cada año debe solicitar una copia gratuita de su reporte de crédito llamando al número (877) 322-8228 y usando el sistema telefónico automatizado para procesar su solicitud. Si usted es víctima de robo de identidad debido a que alguien utilizó su nombre y Número de Seguro Social, su  reporte de crédito probablemente tendrá evidencia de fraude bancario o de crédito. El reporte también mostrará otros números de Seguro Social asociados con su nombre. (Vea detalles sobre los reportes de crédito en la Página Informativa #6 del PRC, http://www.privacyrights.org/spanish/pi6.htm) Para obtener más información sobre los reportes de crédito gratuitos visite www.annualcreditreport.com/ (en inglés).

Si un negocio privado solicita su Número de Seguro Social:

  • Deje el espacio en blanco o escriba "refused" (el solicitante se negó) o N/A (no es aplicable).
  • Hable con un empleado de autoridad o escriba una carta al negocio explicando por qué no desea que usen su Número de Seguro Social como modo de identificación. Si usted no resuelve la situación con la primera persona con quien se comunicó, busque a otro empleado con más autoridad dentro de la misma organización.
  • Insista que la compañía documente su política sobre el uso de números de Seguro Social. Si no puede encontrar una política por escrito o se demoran demasiado para buscar una, es posible que se le permita utilizar un número alterno.
  • Pregunte cuál es la razón de pedir su Número de Seguro Social y sugiera números alternos como el número de la licencia de conducir (a menos que el número de su licencia de conducir sea su Número de Seguro Social).
  • Si la compañía insiste en obtener su Número de Seguro Social, explique que buscará otros negocios para obtener el servicio que usted desea. Si la compañía insiste, cumpla con su amenaza.   
  • En California, las compañías de telecomunicaciones no le pueden negar servicio si usted se rehúsa a darles su Número de Seguro Social. Pueden, sin embargo, solicitar un depósito si usted no les provee dicha información. Lea más sobre las reglas relacionadas al uso de los números de Seguro Social y las telecomunicaciones de la California Public Utilities Commission: http://www.cpuc.ca.gov/word_pdf/FINAL_DECISION/37168.DOC.

Si su empleador da a conocer o publica su Número de Seguro Social, usted puede explicarle la razón por la cual usted se opone a ello. La mayoría de los empleadores no manejan los números de Seguro Social como información confidencial. Pero pueden estar dispuestos a cambiar sus políticas cuando entiendan los peligros del robo de identidad y fraude. Como se explicó anteriormente, las leyes de California y Nueva York imponen restricciones en la forma en que las compañías muestran y transmiten los números de Seguro Social.

Si su banco, asociación cooperativa de crédito u otro proveedor de servicio financiero utilizan su Número de Seguro Social como un número de identificación personal (PIN) o para identificarlo cuando realiza trámites bancarios por teléfono, haga un reclamo por escrito. Insista en que asignen un PIN y/o un número de identificación diferente. Exija que se le emita un número de identificación diferente. Explique por qué es una mala idea usar el Número de Seguro Social para un código bancario de seguridad o de identificación. Si usted voluntariamente utiliza los últimos cuatro dígitos de su Número de Seguro Social como contraseña para un cajero automático u otras transacciones bancarias o crediticias, cámbielo a otra cosa. Pero no a un número común como su fecha de nacimiento, número telefónico o código postal.

Las leyes federales requieren que los departamentos de vehículos motorizados de los estados usen un número distinto a los NSS para las licencias de conducir. Si su licencia no ha sido renovada por varios años y aún tiene un NSS como número de identificación, usted puede solicitar que se cambie. No tiene que esperar hasta que la tarjeta expire para obtener un número nuevo, aunque podría tener que pagar una tarifa por la emisión de la nueva tarjeta.

Si usted teme que su Número de Seguro Social ha caído en manos equivocadas, tome los siguientes pasos para reducir la probabilidad de que alguien abra cuentas nuevas en su nombre:

Coloque una alerta de fraude de 90 días llamando a una de las tres agencias de crédito: TransUnion (800) 680-7289; Equifax (888) 766-0008; Experian (888) 397-3742. Después reanude la alerta de fraude cada 90 días.

Revise cuidadosamente su reporte de crédito. Al colocar una alerta de fraude, usted puede ordenar un reporte de crédito gratuito dentro de 90 días.

Si usted tiene evidencia de que alguien intentó robarle su identidad, usted debe tomar pasos adicionales como notificar a la policía y la Comisión Federal de Comercio, y colocar una alerta de siete años de duración. Consulte nuestra Página Informativa 17(g) titulada “Robo criminal de identidad: ¿Qué debe hacer si usted es una víctima?”: http://www.privacyrights.org/spanish/pi17g.htm.

A pesar de las recomendaciones del Inspector General de la Administración del Seguro Social, los NSS continúan apareciendo en las tarjetas de Medicare emitidas a millones de personas de la tercera edad: http://oig.ssa.gov/sites/default/files/audit/full/html/A-08-08-18026.html (en inglés). Para cambiar esta práctica, usted debe quejarse con su representante de la Cámara de Representantes y del Senado de Estados Unidos, y exigir que pasen leyes que prohíben que se muestren los NSS en las tarjetas de identificación de Medicare.

Evite compartir en Internet su fecha de nacimiento, edad y lugar de nacimiento. Un estudio reciente de Carnegie Mellon University (en inglés) reveló que se puede adivinar los números de Seguro Social en base a información pública que ya está disponible, incluyendo su fecha de nacimiento, edad y lugar de nacimiento. La Administración del Seguro Social comenzó a asignar series de números al azar (en inglés) a partir del 25 de junio de 2011.

11. ¿Qué información contiene el Archivo Maestro de Defunción del Seguro Social y el Índex de Defunción del Seguro Social?

El Archivo Maestro de Defunción del Seguro Social (Social Security Administration Death Master File (DMF, por sus siglas en inglés)) contiene más de 89 millones de archivos sobre defunciones que han sido reportadas a la dependencia. El Seguro Social recibe informes sobre defunciones de varias fuentes, incluyendo familiares del difunto, funerarias, hospitales e instituciones financieras. El DMF fue creado como parte de un juicio acordado por ambas partes como resultado de una demanda que hizo un ciudadano bajo la ley Freedom of Information Act. El juicio acordado por ambas partes requiere que se divulguen los números de Seguro Social al momento de identificar a los difuntos.

El DMF incluye la siguiente información de cada difunto siempre y cuando los datos nos tenga disponibles en la Administración del Seguro Social: NSS, nombre, fecha de nacimiento, fecha de defunción, estado o país de residencia (febrero 1988 y antes) código postal de la última residencia en donde vivió, y el código postal en donde se haya pagado la suma total de un pago fijo, o lump sum en inglés. El Seguro Social no tiene un récord de todas las personas que han fallecido, por lo tanto no garantizan la precisión del archivo. La ausencia de una persona en particular del archivo DMF no significa que la persona está viva.

Aunque el DMF no está disponible en línea, un extracto del archivo está disponible por una tarifa a través del National Technical Information Service (NTIS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Comercio de Estados Unidos: http://www.ntis.gov/products/ssa-dmf.aspx (en inglés).

El Índex de Defunción del Seguro Social (SSDI, por sus siglas en inglés) es una base de datos de recursos de defunción generado del DMF. La mayoría de las personas que han muerto desde 1962 que tenían un Número de Seguro Social y cuya muerte fue reportada al Seguro Social aparecen en el SSDI.

En contraste con el DFM, el SSDI está disponible en línea de forma gratuita en varios sitios web de genealogía, incluyendo http://search.ancestry.com/search/db.aspx?dbid=3693 y http://www.genealogybank.com/gbnk/ssdi/(ambos sitios en inglés).

El DMF se utiliza para prevenir el fraude de robo de identidad de personas fallecidas. El DMF es utilizado por las agencias de crédito así como organizaciones gubernamentales, financieras, investigativas y de investigación médica para verificar defunciones y prevenir el fraude. El National Technical Information Service y el Seguro Social trabajan juntos para actualizar más frecuentemente, y en formatos alternativos, el DMF. Al comparar solicitudes de crédito contra los datos del DMF, las agencias de crédito y otras organizaciones pueden detectar y prevenir con mayor eficacia el robo de identidad.

De los aproximadamente 2.8 millones de reportes de defunción que recibe el Seguro Social cada año, aproximadamente 14,000 son incorrectamente añadidos al DMF. Entre mayo de 2007 y abril de 2010, el DMF contenía 36,657 reportes de personas fallecidas que en realidad estaban vivas: http://money.cnn.com/2011/08/17/pf/social_security_deaths_mistakes/index.htm?iid=HP (en inglés). Puede leer las historias de cuatro personas vivas que fueron declaradas muertas por el Seguro Social en este reportaje de CNN: http://money.cnn.com/galleries/2011/pf/1108/gallery.social_security_death_errors/index.html.

Información errónea sobre las defunciones puede ocasionar la cancelación de beneficios o el cierre o congelamiento de cuentas de banco, lo cual puede provocar dificultades económicas para la persona afectada. También resulta en la publicación de información personal de la persona viva en el DMF. Las personas que son declaradas muertas generalmente pierden su habilidad de solicitar crédito. Además, podrían estar en riesgo de otros tipos de robo de identidad ya que su información personal ha sido hecha pública.

Si usted descubre que su nombre se encuentra en el DMF, su primera prioridad es investigar quién reportó su fallecimiento, cuándo y por qué. Además debe tomar los pasos necesarios para corregir la información errónea en donde se originó. Usted deberá tomar medidas para localizar y enmendar el certificado o el acta de defunción, y después remover su nombre del DMF. Para obtener información sobre cómo hacerlo consulte: http://www.idtheftcenter.org/artman2/publish/v_art_solutions/Solution_029.shtml.

12. Recursos adicionales

California Office of Information Security and Privacy Protection, “Prácticas recomendadas para proteger la confidencialidad de los números de Seguro Social”: http://www.privacy.ca.gov/consumers/ssn_rec.pdf (en inglés, formato PDF)

  • California College and University Social Security Task Force, "El uso de los números de Seguro Social en los colegios comunitarios y universidades de California: un informe presentado a los comités judiciales del Senado y Asamblea de California y a la Oficina de Privacidad del Consumidor de California" (Julio 2010): http://www.privacy.ca.gov/business/ssn_colluniv.pdf (en inglés; formato PDF).
  • Administración del Seguro Social: “Información sobre el historial de los números de Seguro Social”: www.socialsecurity.gov/history/ssn/ssncards.html (en inglés).
  • Comisión Federal de Comercio: “La seguridad en números: los números de Seguro Social y el robo de identidad” (diciembre de 2008). Un informe que recomienda cinco medidas para prevenir el uso de los NSS para evitar el robo de identidad: http://ftc.gov/os/2008/12/P075414ssnreport.pdf (en inglés; formato PDF).
  • Muchas universidades han establecido políticas de uso de los NSS y han adoptado otros números de identificación. Para ver una lista de dichas universidades, y para ver sus políticas, visite el sitio web de Educause: http://www.educause.edu/library/resources/planning-elimination-social-security-numbers-primary-identifiers (en inglés). El reporte del U.S. General Accounting Office titulado "Números de Seguro Social: las leyes estatales y federales restringen su uso, sin embargo siguen habiendo lagunas” puede ser leído aquí: http://www.gao.gov/new.items/d051016t.pdf (en inglés; formato PDF).

El grupo federal de combate al robo de identidad Identity Theft Task Force fue establecido en 2006 como parte de una orden ejecutiva presidencial. Esta orden recomienda generar reportes con el objetivo de reducir el uso innecesario del número de Seguro Social en el sector público. Para leer los informes completos, visite:  www.idtheft.gov (en inglés). 



X

Sign In!

Loading