1. Guía básica de protección a la privacidad :
Cómo tomar control de su información personal


Send to PrinterSend to Printer

Derecho de Autor © 1994-2006.
Privacy Rights Clearinghouse / UCAN
Oct. 1994. Revised March 2005.

Muchas veces damos a conocer datos personales en todo tipo de transacciones -- en ocasiones inconscientemente de ello. Sin embargo, recuerde que es usted su mejor protector.

Por eso siempre debe de:

  • Estar alerta
  • Actuar con firmeza
  • Estar preparado para abogar por los derechos del consumidor

Manténgase informado de cuándo y dónde da a conocer datos personales. Investigue qué tipo de información suya existe en las bases de datos del gobierno o de compañías privadas.

1. Conozca su historial de crédito. Es información vital que puede determinar muchas cosas, entre ellas un préstamo, la renta de un apartamento, un empleo o la compra de algún tipo de seguro. Tal información está disponible a prestamistas, empleadores, propietarios o cualquier otra persona con "interés comercial".

Por lo tanto, usted necesita verificar que la información en su historial de crédito sea verídica; a partir del 1º. de diciembre de 2004, los consumidores que vivan en el oeste de los Estados Unidos tendrán derecho a solicitar una copia gratuita de su informe crediticio, gracias a una nueva ley federal, conocida como la Ley de Transacciones de Crédito Justas y Correctas (Fair and Accurate Credit Transactions Act, o FACTA, por sus siglas en inglés), la cual fue promulgada por el congreso en el 2003. Los consumidores en otras partes del país obtendrán el mismo derecho en el transcurso del próximo año, conforme la ley entra en vigor por etapas en todo el país.

Según la Comisión Federal de Comercio [Federal Trade Commission], los consumidores pueden pedir sus informes crediticios gratuitos yendo a www.annualcreditreport.com, o llamando al 877-322-8228, o llenando el formulario titulado Annual Credit Report Request Form y enviándolo a: Annual Credit Report Request Service, P.O. Box 105281, Atlanta, GA 30348-5281. Para más información en Español visite www.consumersunion.org/issues/credit-espanol.html.

También, recuerde que el reporte es gratuito si una compañía le negó crédito o si alguien cometió fraude en su contra. También puede recibir el historial sin costo en el caso de estar desempleado o de recibir algún tipo de subsidio gubernamental. 2. Medical Information Bureau (MIB) recaba y almacena información médica sobre los consumidores. Averigüe si usted aparece en esa lista. Solicite un reporte ($8) por teléfono o por correo a: Medical Information Bureau, P.O. Box 105, Essex Station, Boston, MA 02112. (617) 426-3660. En internet: .

Usted puede recibir un historial sin costo. Por ejemplo, si una compañía de seguros utiliza datos de la MIB para tomar una decisión sobre usted. En algunos estados, incluyendo California, el consumidor tiene el derecho de conocer el contenido de su archivo médico. En ocasiones esa información puede estar en manos de un doctor o bien una institución proveedora de servicios a la salud.

3. Proteja su información financiera. Solicite a sus socios comerciales que no compartan sus datos con una tercera persona. Una reciente ley federal requiere a bancos, compañías de tarjetas de crédito, de seguros y hasta agencias de bolsa a obtener autorización suya antes de difundir su información. Esto se hace por medio de un documento llamado "Privacy Notice" (Política sobre la privacidad). Recuerde que las compañías financieras que venden la información personal de los consumidores deben de ofrecerle a usted la opción de "excluirlo" de su lista y respetar su privacidad. El "Privacy Notice" debe contar con número telefónico gratuito o algún otro tipo de contacto. En el caso que no halla recibido un formulario, solicítelo a cualquier compañía con la que realiza transacciones.

4. Para excluir su nombre de las listas de correspondencia que utilizan las compañías financieras para ofrecerle crédito pre-calificado, llame al (888) 5OPTOUT o al (888) 567-8688. También, en internet www.optoutprescreen.com. Sólo se requiere hacer una llamada para notificar a las tres agencias nacionales de crédito.

5. Busque maneras de excluir su nombre de las listas de correspondencia masiva conocidas como "junk mail". Existen varias empresas de mercadotecnia, revistas y compañías de crédito, que por medio de un formulario, solicitan su autorización antes de vender su información.

Utilice el servicio Mail Preference Service (MPS) de la Direct Marketing Association.

El servicio funciona de esta manera: usted notifica a esta organización que no desea recibir correspondencia con fines comerciales. Ellos, por su parte, notifican a las compañías de su deseo y éstas deben de suspender su correspondencia inmediatamente. Sin embargo, este programa no incluye a todas las compañías. Por eso es necesario que usted contacte a las compañías que continúan mandándole correspondencia y solicitarles individualmente que dejen de hacerlo. La página en internet es www.the-dma.org y la dirección es: Mail Preference Service, P.O. Box 9008, Farmingdale, NY 11735-9008.

Proteja sus datos personales. Recuerde que su nombre puede ser agregado a listas de correspondencia masiva cada vez que usted revele su nombre, teléfono u otro tipo de información personal.

Tenga precaución especialmente con las siguientes transacciones:

  • Cuando llene un formulario de garantía o registra un producto a su nombre. En estos casos recomendamos que sólo revele su nombre, dirección e información sobre el producto. Deje el resto en blanco.
  • Cuando dona dinero o participa activamente en una organización, club o grupo de caridad. Notifíquelos por escrito que no tienen la autorización para vender o compartir su información.
  • Cuando se suscribe a revistas, clubs de libros o de música. Notifique a estas organizaciones que no vendan sus datos.
  • Si lo que busca es privacidad, no incluya información suya en el directorio telefónico.

Asimismo, esté consciente de que las agencias gubernamentales mantienen archivos de matrimonios, divorcios, mudanzas y compras de casa, entre otras cosas. Esta información está disponible al público y algunas compañías acuden a estos datos para crear listas de correspondencia masiva. Por lo general, es difícil convertir información pública en privada. Sin embargo, usted puede contactar a las compañías que tienen su información y pedirles que lo eliminen de sus listas.

6. Para reducir el número de llamadas telefónicas que recibe de vendedores telefónicos, escriba una carta con su nombre, dirección y teléfono a: Telephone Preference Service, Direct Marketing Association, P.O. Box 9014, Farmingdale, NY 11735-9014.

Recuerde que usted puede solicitarles a estos vendedores que lo agreguen a la lista "Do not call" (lista de llamadas prohíbas). Una ley federal obliga a los vendedores a hacerlo cuando usted lo solicite. Otra manera de evitar este tipo de llamadas es por medio de su contestadora o un aparato identificador de llamadas.

7. Evite participar en premios y loterías por correo. Si lo hace, su nombre aparecerá en listas denominadas "para desesperados" o "para tontos". El propósito de este tipo de correspondencia es recabar nombres y teléfonos de personas para posteriormente solicitar donaciones y ofrecer productos. Algunos de estos premios y competencias son fraudes, especialmente aquellos que solicitan dinero por adelantado o que ofrecen maneras de ganar excesivas cantidades de dinero en escaso tiempo.

8. No intercambie información personal por internet. Esto incluye su teléfono, contraseña, dirección, número de tarjeta de crédito o número de Seguro Social. Considere que toda la información que se transmite por internet es pública al menos de que esté indicado de otra manera.

9. Cuide celosamente su número de Social Security (Seguro Social). Provéelo sólo cuando sea necesario. Por ejemplo, cuando llene formularios de impuestos, de trabajo, bancos, o intercambio de acciones y de casas, entre otras cosas. Si una agencia gubernamental requiere de esa información, asegúrese de leer la sección llamada "Privacy Act" (política sobre la privacidad). Es aquí donde se señala si se debe de proveer la información obligatoriamente y cuáles son las consecuencias si usted opta por no hacerlo.

No existe una ley que prohiba a los negocios solicitar su número de Seguro Social (SSN). Por lo general, y desafortunadamente, esa información está marcada en sus cuentas de bancos y reportes de crédito. Recuerde que usted podría ser víctima de fraude financiero o bancal si su SSN cae en manos equivocadas. Si usted prefiere no proveer ese número, solicite sustituirlo por otro tipo de identificación, como una licencia de manejar. En ocasiones será difícil lograrlo, por lo que tendrá que ser firme y persistente ante su posición.

No incluya su SSN en sus cheques de banco. Tal información es muy fácilmente accesible a personas que pudieran cometer algún tipo de fraude financiero. No cargue con su tarjeta del Social Security en la cartera, excepto cuando debe de mostrarla a representantes gubernamentales o a su empleador. Tampoco cargue con otras tarjetas que incluyan ese importante número.

9a. Revise su Social Security Statement of Earning and Benefits (Formulario de Ganancias y Beneficios del Seguro Social). Usted debe recibir un estado de cuenta de las oficinas de la Social Security Administration unos tres meses antes de su cumpleaños. El documento contiene un historial sobre sus ingresos y calcula aproximadamente la cantidad de dinero que usted y su compañía pagaron en impuestos durante ese año. También incluye un cálculo, en términos monetarios, de la cantidad de subsidios que usted y su familia podrían recibir actualmente y en el futuro. Llame al (800) 772-1213 si desea conocer su estado de cuenta antes de la fecha establecida.

10. Manténgase alerta de qué tipo de información provee a un cajero. Las leyes de California limitan qué tipo de información se pude pedir al hacer pagos por tarjeta o cheque. Ningún empleado debe anotar el número de su tarjeta de crédito en su cheque. Asimismo, está prohibido que un comerciante anote sus datos en el recibo, al menos de que sea necesario. Un ejemplo podría ser cuando se debe de mandar un producto por correo.

Considere cuidadosamente el pertenecer a "clubes de compradores" o incluso utilizar su tarjeta de débito y crédito al comprar víveres. El uso de la tarjeta ayuda a las tiendas a crear bases de datos con relación a los productos que compró. Si usted desea mantener esa información privada, considere pagar en efectivo y evite formar parte de los clubes.

11. Evite utilizar los números con los prefijos 800, 888, 877, 866 y 900. Utilícelos sólo en los casos en donde ya existe una relación establecida con la empresa (por ejemplo, su compañía de catálogo favorita). Un sistema llamado Automatic Number Identification identifica todas las llamadas que reciben. Consecuentemente, esa información se vende a otras compañías. (La Federal Communications Commision requiere a todos los negocios a pedir su autorización antes de vender sus datos).

12. Tenga cuidado con su información personal cuando hable por un teléfono celular o inalámbrico, especialmente si el aparato no es digital. Las señales de los teléfonos inalámbricos se transmiten por ondas de radio, y aunque es ilegal, su conversación podría ser interceptada por un detector de señales. No mencione los números de su cuenta de banco, tarjeta de crédito u otra información personal. Los teléfonos digitales más recientes y los que cuentan con el sistema PCS son menos vulnerables al espionaje telefónico.

13. Utilice el servicio Complete Blocking (bloqueo completo), también conocido como "Per Line Blocking" en otros estados, si no desea que su número telefónico aparezca en las pantallas de los aparados identificadores de llamadas (Caller ID). Si usted cuenta con el servicio "Per Call Blocking" (bloqueo por llamada) recuerde usar la combinación *67 para evitar que su número aparezca en las pantallas de estos aparatos.

14. Si no desea dar a conocer su domicilio, considere rentar una dirección postal o comercial. Si desea ocultar su número telefónico, no lo incluya en el directorio telefónico.

15. Proteja sus contraseñas y números de tarjetas de crédito. Asegúrese cubrir los tableros de los cajeros automáticos o de teléfonos públicos cuando utilice una tarjeta. No comparta sus contraseñas con ninguna persona y memorícelas para no tener que cargarlas. Evite usar contraseñas de números predecibles, como los el número de su seguro social, nombres de familiares y fechas de cumpleaños.

16. Para obtener una copia de su historial de manejo, visite las oficinas más cercanas de la California Department of Motor Vehicles (DMV). El costo es de $5 por reporte y la dirección en internet es www.dmv.ca.gov. Visite si busca otras sucursales fuera de California. Por lo general, usted tiene acceso a los archivos gubernamentales que contienen información sobre usted. Parte de esos datos podrían ser accesibles al público en general.

17. Lea en detalle cualquier solicitud o formulario. Es ahí donde se determina el grado de la privacidad que usted tendrá en el futuro con en relación con esa transacción.

Actúe con firmeza cuando alguien solicite información que usted considera no necesaria.

1. Solicite a compañías y organizaciones que no vendan, renten o intercambien sus datos personales. Asimismo, asegúrese de también notificar a compañías de revistas, catálogos, tarjetas o agencias de crédito y otras organizaciones. La mayoría de las compañías no tienen obligación legal de mantener su información confidencial, aunque algunas están dispuestas a hacerlo.

2. Verifique cuando una compañía solicita su información, especialmente si ésta incluye su número de Seguro Social.

  • Pregunte si la información que solicitan es obligatoria o voluntaria. Trate de dar lo mínimo.
  • Investigue cuál es el propósito y el posible uso de esa información. Pregunte cómo se va a utilizar.
  • Averigüe si existe por escrito la política de la compañía sobre el uso de ese tipo de información. Pida verla.
  • Pregunte quién tendrá acceso a la información y cómo se protegerá. Pregunte si los datos serán compartidos con una tercera persona o institución.
  • Pregunte qué pasará con esa información una vez que la compañía o empresa termine de utilizarla.
  • Si no está satisfecho con las respuestas, busque otras opciones.
  • Si se trata de una agencia gubernamental y usted tiene preocupaciones sobre el uso de esa información, contacte a su regidor de distrito, diputado estatal o legislador federal.

Abogue por los derechos del consumidor

Las computadoras y la tecnología de telecomunicaciones ofrecen bastantes comodidades al consumidor. Sin embargo, estos avances amenazan con la privacidad del mismo. De hecho, muchos consideran que los niveles de protección a la privacidad en los Estados Unidos son ineficientes. Una encuesta realizada por la empresa Harris Poll señala que un 90 por ciento de los estadounidenses tienen preocupaciones sobre el grado de protección a su privacidad. Asimismo, cuatro de cada cinco personas han perdido el control sobre el paradero de su información.

Si usted desea opinar, no olvide participar en discusiones que se organizan al respecto. Notifique a las compañías que usted desea un alto grado de protección a sus datos personales. Contacte a diputados locales, estatales y federales y notifíqueles que usted desea un mayor control a su información personal. Involúcrese y participe.

Para obtener más información

Obtenga más información sobre estos temas en las restantes Páginas Informativas de la PRC. La información está disponible en nuestra página de internet junto con otro tipo de información relacionada. También existen varios enlaces para organizaciones similares.

 

 

 

 



X

Sign In!

Loading